Deja un comentario

Palacio Real de La granja de San Ildefonso.

Este último puente de Noviembre, hemos ido un grupo de amigos a visitar Segovia y sus alrededores, y entre las visitas que hemos hecho, se encuentra el Palacio de La granja de San Ildefonso, del que os voy a hablar un poco y dejaros unas fotos que hice.

El Palacio Real de La Granja de San Ildefonso, se halla situado en la localidad segoviana de Real Sitio de San Ildefonso, a 13 kilómetros de Segovia y a unos 80 de Madrid.

Su nombre proviene de una antigua granja que los monjes jerónimos tenían en las inmediaciones.    Está gestionado por Patrimonio Nacional y está abierto al público.

Durante la Edad Media, ésta era una zona de caza reservada a los reyes de Castilla ya que era una zona de mucha riqueza cinegética y, ya el rey Enrique III mandó construir un refugio real para los monteros.    Enrique IV construye un albergue y una pequeña ermita dedicada a San Ildefonso.    En 1477 los Reyes Católicos donan la ermita y el albergue con grandes extensiones de terreno a los monjes jerónimos del Monasterio del Parral en Segovia.    Esta granja era lugar de meditación y recreo de los monjes  en los meses de verano, donde se trasladaban porque el clima era más fresco que en Segovia.    El Rey Felipe II, realizó una gran reforma convirtiéndolo en un suntuoso palacio, que sirvió de residencia de verano para él y su descendencia hasta Carlos II, en cuyo reinado, sufrió un gran incendio en 1682 destruyendo gran parte del mismo.

Fue en el año 1721, cuando el Rey Felipe V manda la construcción de un palacio al estilo del de Versalles, incluidos sus jardines, fuentes y estatuas, para lo cual, trajo de Francia a relevantes escultores y jardineros.    A partir del año 1725, el Real Sitio comienza a tener un gran esplendor ya que, no es solamente un palacio más, sino que se convierte en la residencia de verano de la familia real y todo su séquito.

Pero aparte del palacio, es digno de admirar los jardines que le rodean.    Con una extensión de ciento cuarenta y seis hectáreas, diseñados por un jardinero francés al estilo de los de Versalles.     En este espacio de jardines, se hallan veintiún fuentes monumentales dedicadas a la mitología clásica, que en días señalados, se ponen en funcionamiento, siendo un espectáculo al que acude gran cantidad de gente para ver los juegos y dibujos que hacen los chorros de agua.

Os voy a dejar unas fotos que hice, espero que os gusten.    Las fotos son todas de los exteriores ya que no dejan sacar fotos en el interior.

Un saludo de  Geluriano.

 

 

Deja un comentario

Toledo, “La Ciudad Imperial”

 

Toledo, “La ciudad Imperial”.

Llamada así por haber sido sede principal de la corte de Carlos I,  y también,” La ciudad de las tres culturas”,  por haber convivido durante siglos cristianos, judíos y musulmanes.

Situada en lo alto de una colina de cien metros de altura en la margen derecha del río Tajo, que la bordea formando un meandro  conocido como “Torno del Tajo”.    Tiene 80.800 habitantes (en 2008) y es el segundo municipio más poblado de la provincia por detrás de Talavera de la reina.    Su historia se remonta a la edad de bronce, sus moradores prerromanos eran las “tribus carpetanas” que habitaban la península ibérica, de origen celta e indoeuropeo, hasta que en el año 193 a.C, fueron sometidos por las legiones romanas.    Quedan aún restos del paso de los romanos por Toledo, como el acueducto o el circo, construido en el S.I  por el emperador Octavio Augusto.    Tras las invasiones germánicas, la ciudad se convertirá con Leovigildo en capital y principal sede eclesiástica del Reino Visigodo, hasta que en el año 711, después de una moderada resistencia, fue conquistada por los musulmanes convirtiéndose en la “Taifa de Toledo”, hasta que en 1085 es conquistada por Alfonso VI para el reino de Castilla.    Durante la Edad Moderna, los Reyes Católicos instalaron su sede en Toledo, participando después activamente en la” Guerra de las Comunidades de Castilla”.    Al trasladarse la corte a Madrid en 1561 la ciudad entró en decadencia, acentuada por la crisis del momento.    Ya en época moderna, la ciudad, más concretamente su  Alcázar, fue símbolo de la Guerra Civil,  por su defensa al largo asedio al que fue sometido.    En el año 1983 fue convertida en capital de Castilla la Mancha.    En el año 1940, la ciudad Histórica de Toledo fue declarada Conjunto  Histórico – Artístico y  posteriormente, en el año 1986, la Unesco le concede el título de Patrimonio de la Humanidad.

El patrimonio cultural de Toledo es impresionante, concentrado principalmente en la parte antigua de la cuidad, destacando edificios como, La Catedral de Santa María, de estilo gótico, comenzando su construcción en el año 1226 con el reinado de Fernando III el Santo, se levantó en el lugar donde existían los restos de una iglesia visigoda consagrada por segunda vez en el año 587.    Es de estilo gótico, con influencias del gótico francés adaptado al gusto español, consta de 5 naves y doble girola, las naves externas curiosamente, son más anchas que las otras, cosa que no es normal, la doble girola es de proporciones grandiosas y está enriquecida con elementos arquitectónicos.    Sus dimensiones y su rica arquitectura, la dan carácter de suntuosidad.

Además de la catedral, Toledo tiene edificios de gran relieve, tanto religiosos como civiles, que sería imposible detallarlos a todos, pero sí diré de algunos que me parecieron dignos de admiración, como el castillo de San Servando, situado junto a la ribera del Tajo, se construyó como monasterio en tiempos de Alfonso VI, luego pasó a ser fortaleza defensiva debido a la amenaza de los musulmanes, tras la expulsión de los musulmanes en el S.XV, la fortaleza fue perdiendo  su misión defensiva cayendo en desuso y relegada al olvido.    Estuvo a punto de ser demolido y en el año 1874 fue declarado monumento “Artístico nacional”, hoy está totalmente restaurado, ha pasado por  ser sede de las cortes de “Castilla-La Mancha” y hoy es utilizado como lugar de celebración de cursos y conferencias.

Cabe destacar también la Sinagoga del Tránsito, situada en el barrio judío, que contiene el museo sefardí, la iglesia de Santo Tomé, que alberga el famoso cuadro del Greco “El entierro del conde de Orgaz”, el monasterio de San Juan de los Reyes de estilo gótico, del S.XV, el Alcázar, situado en la zona más elevada y hoy museo del Ejército, el puente de Alcántara, la Puerta Vieja de Bisagra o puerta de Alfonso VI, el Palacio Arzobispal de Toledo de estilo Renacentista, y una serie de edificios que nos es imposible numerar a todos, pero que no por ello son menos importantes.    Toledo es una de esas ciudades, que por muchas veces que la visites siempre quieres volver.

Os dejo unas fotografías que hice durante la visita, de los lugares y edificios donde dejan hacer fotos, que no en todos los edificios dejan.

Un saludo de Geluriano.

Deja un comentario

Castillo de Alarcón. Enero 2016

                                Castillo de Alarcón o Marqués de Villena.

De los lugares que he visitado este año, uno de los que más me ha gustado, ha sido Alarcón, en la provincia de Cuenca.     Quizá sea por su pasado medieval, que se conserva en un buen estado en general.     Situado en una colina dominada por un castillo del S.VIII, hoy convertido en Parador Nacional de Turismo “Marqués de Villena”.    Esta plaza fuerte, consta de un recinto amurallado que alberga al núcleo de población y castillo propiamente dicho, y de cinco torres aisladas estratégicamente distribuidas.    El río Júcar bordea el enclave.

Este enclave–fortaleza, de origen árabe y perteneciente al emirato de Córdoba, pasó después, con la descomposición de los emiratos, a los reinos taifas, subordinándose al de Toledo.    En 1184 el capitán de las tropas de Alfonso VIII, Fernán Martínez de Ceballos, la conquistó para la corona y como compensación, el rey le concedió el privilegio de tomar el nombre de la Villa como apellido, accediendo a ello, pasando a llamarse desde entonces Martínez de Alarcón, creando así un nuevo linaje.   A partir de aquí, el castillo mereció la atención de los reyes que lo engrandecieron, le otorgaron señoríos de grandes territorios circundantes y le concedieron fueros propios en 1186, regentándolo la “Orden Militar de Santiago”.    Con el paso de los años y el sucesivo cambio de reyes, el castillo fue cambiando de titularidad dependiendo del monarca que reinase,  así en el S.XV, la propiedad es de Juan Pacheco, marqués de Villena.    Superada la Edad Media, el castillo cayó en desuso y en el deterioro propio del abandono.    En 1712 pertenecía al marqués de Aguilar.    En el 1863, el duque de Frías,  José Mª Bernardino Fernández de Velasco, vende el castillo y” cuatro o cinco torreoncitos más” a don Rafael Lázaro Álvarez de Torrijos por 20.000 reales, patrimonio que le duró  esactamente un siglo, ya que   en 1963, el entonces ministro de Información y Turismo de la dictadura de Franco, Manuel Fraga Iribarne, se lo expropia a la familia Álvarez de Torrijos y lo convierte en Parador Nacional  de Turismo, que se inaugura el 25 de Marzo de 1966.

Y esta es a grandes rasgos la historia del castillo de Alarcón, merece la pena acercarse a esta Villa porque conserva ese pasado medieval, con edificios emblemáticos muy bien cuidados, las vistas son preciosas, con el río Júcar bañándola los pies, es uno de esos lugares, que al que le guste la historia, no debe dejar de visitar.

Les dejo unas fotografías que hice durante la visita.

Hasta la próxima, un saludo  de    Geluriano.

Continuar leyendo »

Deja un comentario

Támara de Campos (Palencia)

Hoy, voy a hablar del municipio castellano de Támara de Campos.    Este pequeño municipio, y digo pequeño, porque solamente tiene 72 habitantes, pero siendo tan pequeño, tiene un legado cultural y un patrimonio histórico–artístico de un valor incalculable.    Pertenece a la provincia de Palencia, y está situado, aproximadamente en el centro geográfico de la misma, a escasos kilómetros de Frómista.

A mediados de setiembre he visitado la zona, Castrojeriz, Frómista, Astudillo.   Lo que más me ha impresionado han sido los monumentos religiosos de éste municipio, lo que da a entender, que su pasado  ha tenido que ser muy influyente, especialmente durante la época medieval.    Sus orígenes se remontan al S.X, con el avance de la reconquista sobre las tropas árabes, y con el objeto de repoblar las zonas ocupadas, los reyes donaban las tierras, generalmente a la Iglesia, donde se construía un monasterio y alrededor del cual, se iba formando un núcleo de gentes venidas de distintos lugares, con el fin de trabajar la tierra, pero al mismo tiempo, defenderla del enemigo, así se construyó el monasterio de San Miguel, que ya en el año 960 aparece mencionado.     Posteriormente, junto con otras ocho poblaciones, pasan a formar parte de las nueve Villas de Campos, que gozaban de ordenanzas propias y se reunían en Támara una vez al año, para tratar de los asuntos de gobierno.     En el S.XIII la Orden de San Juan de Jerusalén funda un hospital de peregrinos, que influyó en la prosperidad de la Villa al verse beneficiado por el cercano paso del Camino de Santiago.   La Villa, en su conjunto, posee la declaración de Bien de Interés Cultural, en la categoría de Conjunto Histórico Artístico, y entre su patrimonio, destaca especialmente la Iglesia Catedralicia de San Hipólito el Real, del S.XIV, una joya del gótico aunque con algunas restauraciones del barroco y renacentista.    El hospital de peregrinos de San Juan de Jerusalén, del S.XII, Iglesia y Monasterio de San Miguel, ésta iglesia ya existía en el S.X, la actual es gótica, del S.XV, aunque conserva la torre medieval del S.XII.    Aparte de la arquitectura religiosa, Támara conserva unas edificaciones civiles de los S.XVI-XVII, de piedra de sillería, con los escudos de armas de sus fundadores, como la casa del Mayorazgo, perteneciente a la familia de los Gallardo Sarmiento, del S.XVII.

Cabe destacar entre todas las edificaciones, la Iglesia Catedralicia de San Hipólito el Real.     Si el exterior ya es  digno de admirar, el interior es impresionante,     El retablo del ábside, es digno de la mejor catedral, de estilo barroco, pero toda la iglesia es un museo artístico.    Una monumental reja de estilo gótico, de Francisco de Osorno, separa el ábside de la  nave principal, y junto al coro, sostenido por una columna, un órgano romántico, que se puede decir que es de los más antiguos de Europa, y que, junto a los retablos laterales, la pila bautismal, la sillería de la sacristía y las ropas litúrgicas, bordadas en el S.XV por Pedro Ruiz, forman un auténtico museo.

Se puede decir, que visitar Támara y sus monumentos, es como hacer un recorrido museístico del arte, desde la baja Edad Media hasta nuestros días.

Si tenéis la ocasión de visitar la zona de Tierra de Campos, no dejéis de visitar este municipio, pequeño en habitantes, pero enorme en riqueza cultural como es Támara de Campos.    Toda una joya.

Sin más, me despido de todos vosotros hasta el próximo artículo, esperando que éste os haya gustado.    Os dejo una fotos que hice durante la visita.

Un saludo de Geluriano.

 

Deja un comentario

La isla de Ibiza

La isla de Ibiza.

A mediados del mes de marzo, tuve la ocasión de visitar la isla de Ibiza, estuvimos ocho días.    No conocía la isla, solamente la conocía de algunas noticias de la tele y de algunos reportajes, pero siempre de cara al turismo de verano, y claro, no tiene nada que ver visitarla en  verano que en los meses de invierno, en esta época la isla está desierta, solamente hay movimiento en la capital y en cuatro o cinco pueblitos donde la gente vive dedicada a la agricultura y ganadería pero a pequeña escala.    La isla es pequeña, tiene 41 Km de norte e sur y 15 Km de este a oeste y la altura máxima sobre el nivel del mar es de 475m. Está separada de Formentera por un pequeño estrecho de 3 Km. y su costa es muy accidentada, con una gran parte de acantilados, dejando pequeñas calas donde se amontonan edificios dedicados exclusivamente al turismo de verano, ya que de mediados de setiembre, hasta mediados de mayo permanece todo cerrado.

La isla de Ibiza, se halla habitada desde la prehistoria, se han encontrado yacimientos prehistóricos de la Edad de Bronce.    La isla de Ibiza conserva monumentos arqueológicos fenicios y púnicos, ya que fue un enclave relevante dentro de la cultura náutica de este pueblo.    En el S.VIII a.C. se funda el primer asentamiento estable de estos navegantes en la isla,  que perdurará hasta finales del mismo siglo que es abandonado.    Debido a su situación estratégica en el Mediterráneo, la isla ha pasado a depender de diferentes civilizaciones según las épocas, perteneció a las polis cananeas hasta que llegaron los asirios, después la ocuparon los cartagineses acabando con el dominio de éstos cuando la asediaron y conquistaron los romanos en el año 146 a. C.    En la Edad Media, tras la ocupación de los vándalos y los bizantinos, la conquistan los musulmanes en el año 902, fundaron la actual capital y permanecieron en ella hasta el año 1235 fecha en que Jaime I de Aragón ocupó el castillo, incorporándola al recién fundado Reino de Mallorca, dependiente de la corona de Aragón.    Durante la Edad Moderna, la isla ha sufrido constantes ataques de piratería por parte de los berberiscos y otomanos, de tal forma, que marcaron profundamente a la población, por eso levantaron por todo el perímetro del litoral de la isla torres defensivas, amurallaron el contorno de la capital, y las casas, las mansiones y las iglesias poseen refugios subterráneos para protegerse de las incursiones de los piratas.    Por eso, en el cerro que ocupa la capital, existen unas fortificaciones defensivas y la muralla que la protege, con su puente levadizo y es visita obligada de cualquier turista que se acerque a la isla, en todo este entorno del castillo, el comercio está dedicado exclusivamente al turismo.

Si queréis acercaros a la isla en pleno apogeo, iros en julio y agosto, eso sí, dormiréis poco, echaréis horas  de atascos en las carreteras y colas enormes en los restaurantes y terrazas, si por el contrario os gusta la tranquilidad, acercaros por mayo, primeros de junio, o a finales de setiembre primeros de octubre.

Os dejo unas fotos que hice durante el viaje, espero que os gusten.

Un saludo  de Geluriano y hasta la próxima.

 

Deja un comentario

Por la costa vizcaina.

Por la costa vizcaína

Hace unos días y aprovechando el buen tiempo que nos hizo, me fui a pasar el día por la costa vizcaína, Bakio, Bermeo, Mundaka, Pedernales, etc.     Y la verdad es que el recorrido, que ya lo conocía, es precioso, sobre todo si el día acompaña como así fue, sol radiante, temperatura de verano y día totalmente despejado.     Comenzamos por Bakio, dando un paseo por las calles y luego por la playa que, aunque había gente por el agua, ésta estaba aún un poco fresca, al menos a mí me lo pareció.    Continuamos el viaje y nos fuimos a S. Juan de Gaztelugatxe con la idea de subir a la ermita, disfrutar del paisaje, pero no pudo ser, la casualidad quiso que ese día y con motivo del rodaje de una película, (dijeron que se trataba del bombardeo de Guernika) estaban los accesos cortados al público, total, que tuvimos que conformarnos con hacer unas fotos de lejos, desde el restaurante que hay arriba, en la carretera, volveremos otrodía porque el sitio lo merece.    Desde allí fuimos a Bermeo, ya era mediodía, nos fuimos al puerto, allí hicimos unas fotos y por el casco viejo a tomar un aperitivo y otra vez al puerto a comer.    Por la tarde visitamos Mundaka, la verdad es que me gustó mucho, un pueblo pequeño pero muy bonito, también había gente en la playa, pero nosotros dimos el paseo por fuera del agua, tiene unas vistas preciosas a la ría de Urdaibai, estuvimos un gran rato disfrutando del paisaje y de allí a Pedernales, otra parada, un refrigerio, unas fotos y de vuelta para casa a las nueve de la tarde.    Un día de esos que te animan salir de casa y a volver otra vez, ya que como he dicho, el tiempo fue inmejorable y la compañía no pudo ser mejor, como suelo decir, un día redondo.

Aprovecho para saludaros a todas-os y de paso dejaros unas fotos  del viaje, que espero os gusten.

Geluriano.

Deja un comentario

Visitando la Aquitania medieval. Sarlat-La Canéda.

Sarlat – la Canéda.    Esta primavera hemos hecho un viaje que teníamos programado por la Aquitania  francesa, concretamente, a la ciudad medieval de Sarlat y alrededores, donde se encuentra uno de los conjuntos medievales más importantes y mejor conservados de Europa.    La villa se sitúa en el Périgord Noir, muy cercana al río Dordoña, con una población de 9.400 habitantes.    La arquitectura de Sarlat, totalmente medieval, hace que sea el lugar más visitado de la Dordoña y el décimo cuarto de toda Francia con más de 1.500.000 visitantes por año.    Su principal medio de vida es el turismo, pero también tiene una notable importancia la fabricación de foie – gras y patés, ya que existen numerosas granjas de pequeños criadores de ocas y patos, cuyos productos ya elaborados se exportan a otros países.    También un producto típico de la zona, son las famosas trufas (hongo subterráneo), aunque en menor medida.    El departamento del Périgord, que es al que pertenece Sarlat, es el tercero más grande de Francia, y es el departamento con más castillos medievales, se le conoce como el departamento de los “mil y un castillos”, todos perfectamente restaurados y acondicionados que van desde la Edad Media hasta el Renacimiento, aunque también hay algunos de estilo Clásico.    Estas construcciones han resistido al paso de los siglos y sus piedras nos cuentan la Historia.    Visitar los castillos es trasladarse a los tiempos medievales, con sus dobles murallas, sus almenas, sus pasadizos y sus patios donde se exhiben las principales máquinas de guerra de la época, como eran las catapultas, una verdadera maravilla, uno se pierde en su cabeza  imaginándose como era la vida cotidiana de aquellas gentes.    Alrededor de Sarlat existen un nutrido número de pueblos, como Beynac, Castelnaud-la–Chapelle, Limeuil, Domme, Monpazier, Belvés, etc. Todos ellos declarados como “pueblos con encanto” y Sarlat, Bergerac y Périgueux  declaradas “Ciudades del Arte y de la Historia”.   Una visita francamente inolvidable y recomendable.

Les dejo una muestra fotográfica de mi visita a esta zona esperando que les guste.

Un saludo de Geluriano.